¿Qué insectos se comen la madera?

Los animales que se alimentan de la madera, o de alguna parte de ella, son llamados xilófagos, que es un término que se emplea en el terreno de la zoología para calificar animales que se alimentan de la madera.

Al tratarse de un material orgánico, la madera puede ser atacada y destruida por organismos de este tipo, principalmente insectos y hongos.

Insectos que se comen la madera

Dentro de los insectos xilófagos, encontramos varias especies entre las que destacan el escarabajo y las termitas. Las avisas, abejas y polillas de la madera también son especies que basan su alimentación en dicho material.

El escarabajo xilófago es de la familia de los anóbidos. También se le conoce como “escarabajo de los muebles”, es originario de Europa y destaca por ser una de las especies más estudiadas, ya que ataca a todo tipo de madera.

La termita es un insecto pequeño de cuerpo blando y color blanco, puede ser alada o áptera (sin alas). Este insecto es capaz de alimentarse de la celulosa de la madera gracias a una serie de microorganismos simbióticos que tiene en su intestino.

Las abejas carpinteras se caracterizan por ser grandes, atractivas, parecidas a los abejorros y de un color brillante metalizado azul-negro. Su nombre se debe a que taladran la madera insistentemente para formar galerías donde poder criar a sus larvas. Suelen decantarse por la madera reseca de techos y aleros que ha sido deteriorada por la humedad.

Las avispas de la madera depositan sus huevos en los árboles y las larvas cavan túneles mientras se van alimentando. Requieren la ayuda de hongos simbióticos para digerir la celulosa. Pueden necesitar de uno a tres años para completar su crecimiento.

Otros de los bichos que se comen la madera son las polillas, las cuales están extendidas por el mundo. Las larvas de las polillas se alimentan de madera exclusivamente, sobre todo de la madera vieja, por esto tienen debilidad por todo tipo de muebles antiguos.

¿Cómo aprovechan la madera estos insectos?

La madera está compuesta por celulosa y otros componentes que son aprovechados por animales xilófagos para obtener energía y alimentarse.

La celulosa es un polisacárido de origen vegetal, por lo tanto, se convierte en un carbohidrato como el azúcar o el almidón.

Te puede interesar...

Publicar comentario