¿Qué comen las cigarras o chicharras?

Chicharra es el nombre genérico que se le da a varias especies de insectos que se caracterizan por el “canto” de los machos durante su breve vida sexual activa. Son conocidas también como cigarras o cícadas, según el lugar donde se encuentren.

Las chicharras se alimentan de la savia de los árboles durante la mayor parte de su vida, que puede ser extraordinariamente larga, entre 2 y 17 años.

Alimentación

La savia presente en las raíces y troncos de las plantas constituye el alimento de las chicharras durante su larga vida larvaria. Las que viven más tiempo pasan 16 años y medio simplemente creciendo y alimentándose bajo tierra en forma de simples gusanos o juveniles sin alas.

Una vez que les llega la hora, salen de su estado larvario y, en forma de juveniles, suben a los árboles con el fin de mudar de piel hasta su forma adulta y reproducirse. El animal conserva un órgano extractor con el que se sigue alimentando de la savia de las plantas.

Características

Las chicharras comprenden más de 3000 especies distintas cuya clasificación aún no se ha resuelto del todo. Pueden medir entre 1,5 y 8 centímetros según la especie, y siempre cumplen con un ciclo larvario muy largo en relación con su vida de adulto.

Parece que algunas chicharras periódicas desaparecen durante años debido a que todos los miembros de esa especie se encuentran bajo tierra. Después de un determinado período, vuelven a encontrarse en los árboles, anunciando su presencia con su ruido característico.

Comportamiento

Las chicharras son animales muy pacíficos cuyo único objetivo como adultas es reproducirse. Por tal razón, los machos hacen vibrar un órgano especial que tienen en el abdomen y con el que pueden producir sonidos que se escuchan hasta a un kilómetro y medio de distancia. Cuando hay muchos individuos en una misma zona el sonido puede ser ensordecedor.

Hábitat

Se encuentran en los bosques de todos los continentes, excepto en los cascos polares.

Reproducción

El canto del macho atrae a las hembras, que son fecundadas tras atender a la llamada. Tras la cópula, la hembra pone los huevos en los árboles y ambos padres mueren.

Cuando los huevos eclosionan, las larvas se dirigen rápidamente al suelo, en donde se entierran para buscar las raíces de las que se alimentarán durante años.

Te puede interesar...

Publicar comentario