¿Qué comen las lombrices californianas?

Las lombrices californianas, o lombrices rojas, son gusanos anélidos que han ayudado a los agricultores a tener tierras más fértiles y abonadas que con fertilizantes artificiales, debido a sus excrementos ricos en nutrientes.

Tan útiles son para la agricultura, que hay granjas especializadas en su cultivo para vendérselas a los agricultores o para producir sucedáneos de carne para consumo animal y humano.

Las lombrices californianas se alimentan de todo tipo de materia orgánica presente en la tierra.

Alimentación

Su alimentación consta de partículas de materia orgánica: hongos, algas unicelulares, bacterias, microorganismos…, en definitiva, cualquier tipo de desecho biodegradable.

Quienes las crían con fines comerciales usan residuos domésticos vegetales, cereales cocidos o crudos, cáscaras de huevo, papel o cartón molido, restos de plantas, etc. También es posible utilizar los desechos orgánicos animales y restos de otros cultivos.

En los criaderos, el alimento se coloca en la parte superior, bien ventilado, para que la descomposición no suba mucho la temperatura. La variación del tipo de compuestos aumentará la alimentación de los organismos, derivando en una óptima reproducción y un compost de calidad.

La cantidad de desechos necesaria varía según la densidad de población de las lombrices en el criadero.

Características

Son gusanos anélidos de origen europeo que pueden alcanzar hasta 20 o 25 cm de longitud y unos 5 mm de grosor. Se les llama californianas porque fue allí donde se inició su producción masiva con fines agrarios y para el consumo animal y humano.

Comportamiento

Huyen de la luz, así que pasan su tiempo alimentándose y haciendo túneles bajo tierra.

Hábitat

Las tierras ricas en nutrientes de toda Europa y, desde su comercialización en masa, de todos los continentes.

Reproducción

Son hermafroditas, es decir, cada individuo contiene los dos sexos. No obstante, se reúnen para aparearse y fecundarse mutuamente, con lo que garantizan la diversidad del ADN.

Consideraciones especiales

Se debe evitar alimentarlas con heces de animales grandes o con carne, debido a su descomposición lenta y fétida que suele ocasionar una contaminación indeseable en el compostero.

Te puede interesar...

Publicar comentario