¿Qué comen los conejos de campo?

El conejo de campo es una especie que se distribuye por toda la península ibérica y, como todos los conejos, es herbívoro, aunque ocasionalmente ingiere pequeños insectos. Este adorable animalito de no más de 40 centímetros devora toda clase de plantas, sin exceptuar ninguna de sus partes: son igualmente expoliadas las hojas, las cortezas, los frutos y las bayas silvestres. Si las plantas tienen raíces apetecibles, no las desprecia, y también consume hongos en gran cantidad.

Alimentación

La idea de que los conejos comen zanahorias es cierta; es una de las plantas que les encantan, pero realmente disfrutan de todas. Los conejos de campo son devoradores de tomates, nabos, coles, etc. Se consideran especies altamente destructivas para los sembradíos.

El conejo de campo tiene una costumbre particular: la de consumir sus propias heces durante la noche. Este comportamiento le permite aprovechar a fondo las sustancias que producen las bacterias presentes en su intestino.

Características

Se trata de un conejo con pelaje lanudo de color marrón claro grisáceo, excepto en el vientre, donde es mucho más claro. Tiene cabeza redonda y ojos marrones. Entre los conejos es uno de los que tiene las orejas más largas, sin llegar a confundirse con una liebre. Las patas delanteras son más cortas que las traseras y es imposible distinguir su sexo sin examinarlos de cerca.

Comportamiento

El conejo de campo prefiere las horas del final de la tarde pero si el día es cálido se le puede ver desde mucho más temprano. Se agrupa en grandes colonias y construyen enormes y complejas cuevas subterráneas. No obstante, marcan su territorio de acuerdo a un sistema jerárquico entre los machos. Cuando entra en alerta se levanta sobre dos patas para conseguir visión global.

Hábitat

Prefiere las llanuras secas y linderos de bosques (evita adentrarse en ellos) hasta los 1.500 m de altura. Requiere un suelo en que sea fácil excavar.

Reproducción

Son capaces de parir 3 ó 4 veces al año y producen de 4 a 5 crías en cada camada. La lactancia dura 3 semanas y alcanzan la madurez sexual a los 4 meses. De ahí la expresión “¡se reproducen como conejos!”.

Te puede interesar...

Publicar comentario