¿Qué comen los esquimales?

Los esquimales destacan por ser alegres, hospitalarios y por sobrevivir a climas muy fríos. Son pueblos indígenas, habitantes del territorio ártico del planeta, que abarca más de 8.000 kilómetros de largo, incluyendo Siberia, Groenlandia y el norte de América.

La palabra esquimal proviene del término algonquino “esquimantsic”, que significa “comedor de carne cruda”. En la actualidad solo hay tres pueblos de esquimales: los inuit, los yupik y los sadlermiut.

Alimentación

La dieta de los esquimales se caracteriza por ser rica en carnes y grasas, altamente calórica, lo que les ayuda a sobrevivir en el frío. Los inuit se alimentan de animales que pescan y cazan, y también recolectan.

Suelen consumir morsas, focas anilladas, focas barbadas, ballenas belugas, osos polares, aves y sus huevos, peces, caribús y bueyes, a los que cazan con arcos, arpones o rifles.

Debido a las condiciones ambientales en las que habitan, no cultivan, sin embargo, recolectan plantas nativas como hierbas, tubérculos, bayas, algas comestibles y raíces. Suelen conservarse dependiendo de la temporada y la ubicación del asentamiento.

También pescan peces de agua salada y agua dulce. Consumen sculpin, bacalao, jigging y trucha.

Características

Son personas de piel de color amarillo oscuro, abundante pelo negro, con cara ancha y aplanada, pómulos prominentes, nariz recta y larga. Los hombres miden una media de 1,60m y las mujeres, 1,50m.

Hablan lenguas esquimo-aleutianas nativas, que se dividen en cuatro dialectos diferentes, dependiendo de la región.

Estos grupos indígenas no tienen jefes, ni líderes políticos definidos. Las decisiones se toman por la persona que posee mayor conocimiento sobre un tema: aquel que conozca mejor el territorio será el encargado de decidir qué camino seguir, y el se controla más sobre caza decidirá cómo cuándo y dónde hacerlo.

Las familias de estos pobladores suelen ser numerosas, donde un matrimonio es el núcleo central y los hijos, hermanos, sobrinos y nietos se mantienen unidos.

Dependiendo de la zona, algunas familias forman grupos nómadas, manteniéndose en continuo movimiento y asentándose en lugares diferentes en función de la estación del año y de las opciones para encontrar alimento.

Los esquimales construyen sus famosos iglúes durante los meses de invierno.

Estas edificaciones se caracterizan por ser casas construidas con bloques de nieve comprimida que, gracias a su diseño e ingeniería, mantienen aislados a los esquimales del inclemente frío de invierno, que puede descender a temperaturas de -40 grados centígrados.

Te puede interesar...

Publicar comentario