¿Qué comen los gatos domésticos?

Todos los gatos domésticos, independientemente de su raza, son miembros de una misma especie, Felis catus. Esta especie mantiene una relación especial con los humanos desde hace muchos años.

Ya desde hace más de 4.000 años, los gatos fueron adiestrados por los antiguos egipcios. Estos felinos son cazadores natos. Acechan a sus presas y se abalanzan sobre ellas con sus garras y dientes. Son excelentes cazadores nocturnos.

Alimentación

Los gatos domésticos son animales carnívoros por naturaleza. Es por ello que en su dieta no pueden faltar nutrientes de origen animal, como las proteínas y grasas procedentes de carnes y pescados.

Para desarrollarse de forma normal deben consumir alimentos con grandes cantidades de vitamina A, de ácido araquidónico y de taurina, sustancia que solo se encuentra en tejidos animales.

Un pienso de gama media alta le asegura todos los nutrientes necesarios para su supervivencia. Los gatos siguen una dieta mixta que combina alimento seco, como el pienso, con alimento húmedo a base de carne o pescado.

En exceso, las frutas, verduras, cereales y alimentos ricos en carbohidratos pueden llegar a ser perjudiciales para su salud.

Acostumbrados a alimentarse de ratones en su hábitat natural, son capaces de procesar carnes, huesos y un sinfín de bacterias. Sin embargo, los hidratos de carbono, los cereales, las frutas y verduras pueden causar trastornos digestivos y problemas urinarios.

Características

Las características principales de estos felinos de compañía son su oído sensible, su gran poder olfativo, su vista de águila incluso en la oscuridad y uñas retráctiles que utilizas como arma de defensa y ataque.

Su cuerpo es muy flexible y son capaces de contorsionarlo para acceder a los espacios más reducidos, para amortiguar el impacto de grandes saltos a alturas considerables.

Son animales observadores y empíricos con una memoria y capacidad de aprendizaje fantásticas.

Reproducción

Los gatos pueden empezar a reproducirse a partir de los 7 meses de edad. El celo de las hembras puede llegar a repetirse hasta 5 veces en un año y, una vez encinta, tardo en gestar a su camada unos 65 días. Según la raza, las camadas pueden estar formadas por un número entre 2 y 12 gatitos.

Te puede interesar...

Publicar comentario