¿Qué comen los hámster rusos?

Popular por ser dócil y sociable, el hámster ruso es un tipo de roedor domesticable que, además, no requiere de cuidados excesivos.

Estos animales suelen ser más activos por la noche, mientras que durante el día suelen dormir.

Alimentación

Deben comer una gran variedad de alimentos que les permitan mantener una vida saludable.

Pueden comer semillas y algunos insectos. En los hogares su dieta puede basarse en semillas de girasol, maíz, cebada, cártamo e insectos como saltamontes y gusanos de la harina. El agua fresca y limpia no les debe faltar.

La alimentación del hámster no puede estar completa sin las proteínas, presentes en la carne y pescado.

Aquellos que dispongan de un roedor de esta especie como mascota, pueden alimentarle con atún, pollo hervido, clara de huevo cocida, quesos no procesados o yogur desnatado.

Los hámster rusos, a diferencia de otras especies de hámsteres, tienden a desarrollar diabetes, por lo que es recomendable no darles de comer alimentos que contengan azúcar, como dulces, fruta, maíz, productos refinados, pan o arroz.

Características

El hámster ruso tiene un tamaño pequeño, mide entre 7 y 11 centímetros de longitud y puede pesar entre 35 y 50 gramos.

La cola es corta y el cuerpo es redondeado. Su pelaje puede tener tonos café, gris y blanco.

Se caracterizan por tener una mancha negra en el hombre y una línea del mismo color que les recorre el dorso. Normalmente el vientre es de color blanco.

Su esperanza de vida ronda los 1,5 ó 2 años, aunque depende mucho de la calidad genética del ejemplar y los cuidados que reciba.

Reproducción

Tal y como les ocurre al resto de hámsters, alcanzan la madurez sexual cuando cumplen los 2 meses. En el caso de las hembras, tienen el celo cada 4 días.

Estos animales tienen una capacidad reproductora increíble: si el macho fertiliza a la hembra, comenzará la gestación, que durará entre 18 y 21 días, tras los cuales la hembra dará a luz a 4, 8 ó hasta 12 crías.

Te puede interesar...

Publicar comentario