¿Qué comen los jerbos?

Los jerbos son roedores nativos de África y Asia, parecidos a la rata canguro. Aunque su apariencia sea similar, el jerbo es más estilizado, pequeño y de conducta y comportamiento diferentes. Como casi todos los roedores, son omnívoros: comen cualquier cosa que puedan capturar.

Alimentación

Cuando están en estado salvaje se dedican a la caza de insectos y pequeños reptiles así como a la recolección de frutas y nueces. No desprecian ningún alimento que llegue a su poder.

En cautiverio, aceptan todo tipo de frutos secos y se adaptan a las semillas de maíz, trigo, cebada o avena. Disfrutan con trozos de frutas frescas y verduras y, ocasionalmente, se les puede ofrecer proteína animal como pollo cocido.

En su hábitat son muy resistentes a la falta de agua, pero en cautiverio jamás debe faltarles agua limpia y fresca.

Características

Su tamaño es mayor al del ratón común, pero menor que el de la rata. Son de color castaño con el lomo más oscuro y tiene una larga cola aleonada (termina en una mata de pelos) que usa como timón de equilibrio en sus saltos.

Sus patas son largas, manteniendo el cuerpo alejado del candente suelo desértico. Son animales sociables, aunque nocturnos. Viven unos 3 años aunque en cautiverio pueden sobrevivir más tiempo.

Comportamiento

Al ser animales bastante sociables no manifiestan agresividad ante los humanos cuando son criados desde pequeños, pero son susceptibles a los ruidos y a situaciones agitadas, sobre todo durante la época de gestación.

Hábitat

Son oriundos de zonas desérticas y muy calientes. Viven en madrigueras protegidas del sol y en grupos grandes. En cautiverio es necesario darles espacio suficiente para su movilidad.

Reproducción

Cada camada puede ser de 5 o más jerbillos en unas pocas semanas, por lo que es aconsejable separarlos por sexos para evitar la sobrepoblación.

Otros datos de interés

Los jerbos han sido manipulados genéticamente derivando en especies nuevas adicionales a las ya múltiples variaciones naturales.

Se pueden encontrar de diferentes colores, como blancos y negros, moteados o castaños, y existe hasta una variedad más escasa similar a los gatos siameses.

Te puede interesar...

Publicar comentario