¿Qué comen los perezosos?

Si has visto algún perezoso, seguro que te has preguntado qué comen, algo que enseguida te viene a la mente al ver la manera que tienen de moverse. Si los has visto en algún vídeo, enseguida te habrás dado cuenta de que no se pueden alimentar de presas vivas, pues serían incapaces de capturarlas al tardar una eternidad en hacer un simple movimiento.

Como ves, la manera en que se mueven condiciona la alimentación del perezoso, que come vegetales, en concreto hojas, tallos y brotes de los árboles, en cuyas ramas pasa la mayor parte de su vida. Se alimenta de ellos sin moverse apenas, pues tiene su alimento al alcance de la mano.

Hábitat

El perezoso es un animal tropical, por lo que vive en las selvas de Centroamérica  y de América del Sur, en zonas en las que hay una alta densidad de árboles, en los que se puede esconder para no ser una presa fácil.

En ese hábitat encuentra el calor que necesita para poder vivir, puesto que, a diferencia de los mamíferos, los perezosos tienen una capacidad muy limitada para regular su temperatura corporal, pareciéndose en este aspecto más a los reptiles que necesitan de lugares cálidos para calentar su sangre.

Características

Ya hemos visto algunas de sus características, pero vamos a completar esta información. Podemos empezar por decir que, a diferencia de la mayor parte de los mamíferos, la musculatura de este animal es muy débil. Sus músculos no le permiten moverse apenas, razón por la cual hace su vida en los árboles. De hecho, se puede pasar una semana entera sin bajar de la copa de los árboles y cuando lo hace es para defecar.

Los perezosos tampoco defecan como el resto de mamíferos, puesto no dejan sus heces en cualquier parte, sino que hacen un agujero en la base de los árboles y las entierran.

Para terminar, deciros que su estómago es como el de las ovejas o las vacas. El perezoso es un rumiante, pues esta es la única forma de poder digerir la celulosa que ingiere cuando se come las hojas y los tallos, que como hemos visto son la base de su dieta.

Esperanza de vida

Los perezosos son animales muy longevos, pues pueden alcanzar los 30 años, una edad a la que pocos animales llegan. De hecho, se han dado casos en los cuales han llegado a vivir hasta cuarenta años, aunque la media está en unos treinta.

Reproducción

La reproducción del perezoso no está demasiado estudiada, pues son animales muy celosos. A pesar de ello, sí que se han conseguido algunos vídeos en los que se ve que el apareamiento es muy rápido y que a veces los hacen incluso cabeza abajo.

Sólo tienen una cría que nace tras casi un año de gestación (en concreto once meses y medio), y que al nacer pasa alrededor de veinte días “pegada” a su madre, agarrándola del pelo, puesto que al nacer los perezosos no se pueden valer por sí mismos.

Te puede interesar...

Publicar comentario