¿Qué comen los salmones?

Los salmones son peces muy apreciados por su carne que habitan tanto en aguas dulces como saladas. Se caracterizan principalmente por tener un cuerpo alargado lleno de escamas cicloideas, y una aleta adiposa entre la cola y la aleta dorsal.

A continuación, conoceremos con más detalles las características y comportamientos de este pez tan apreciado, centrándonos en nuestra interrogante central: ¿qué comen los salmones?

Alimentación

Se trata de un pez carnívoro, cuya dieta está constituida por una gran variedad de peces más pequeños, crustáceos e insectos.  Entre sus alimentos más frecuentes se encuentran; el zooplancton, larvas, insectos, arenque, krill, y otros invertebrados.

Cuando se trata de peces criados en granjas, su alimentación se basa en concentrados con proteínas y alimento vivo. Cuando se alimenta únicamente con vegetales no es bien alimentado y no otorga los beneficios que incluyen el omega 3 en la dieta.

Tipos

Se han identificado dos tipos distintos de salmones, aquel que habita en el océano Atlántico y el salmón del océano Pacífico.

El primero de estos es conocido como salmón verdadero y puede llegar a pesar hasta 45 kg.  Las hembras de esta especie son capaces de desovar hasta 20.000 huevos. Por el contrario, el salmón del Pacífico solo llega a pesar unos 9 kg, y al desovar por primera vez, mueren una vez depositados y fecundados los huevos.

Comportamiento

El instinto migratorio de estos peces es muy curioso. Utilizan el mismo lugar para desovar que la última generación. Incluso las especies no migratorias de salmón utilizan el mismo lugar que sus antecesores para depositar sus huevos.

Aunque se caracterizan por tener colores apagados, pueden adquirir diferentes colores según la temporada de desove.  Tienden a ser colores brillantes y, en el caso del macho, desarrolla una joroba en el dorso y un hocico ganchudo.

Según la especie, pueden abrirse los huevos pasadas las 2 semanas y ambos peces dejan de alimentarse durante la construcción del nido y el periodo de migración.

Te puede interesar...

Publicar comentario