¿Qué comen los tiburones blancos?

El tiburón blanco es una de las especies marinas más temidas, de los mayores depredadores junto a la orca. Aunque es muy temido por todos, es un animal fascinante con muchas características que merece la pena conocer.

Alimentación

Los tiburones blancos son una auténtica máquina depredadora. Su dieta es muy variada, compuesta principalmente por peces, tortugas, calamares, atunes, pez espada, leones marinos y focas. Entre las excepciones, se ha demostrado que rechazan a los delfines y a las nutrias pequeñas, alimentándose en ocasiones de animales muertos o enfermos. Para desgarrar a su presa, posee aproximadamente 3.000 dientes, los cuales pueden regenerarse.

El tiburón blanco es capaz de alimentarse de animales de mayor tamaño,  muchas veces el motivo de sus ataques son para dejar malheridas a sus presas. Es capaz de localizar el alimento mediante los sentidos del oído y olfato, empleando la vista únicamente en las distancias cortas.

Hábitat

Se considera una de las especies más distribuidas a lo largo del planeta tierra,  en lo que refiere a la superficie marina. Se adapta a diferentes hábitats, con cierta preferencia por aguas subtropicales, tropicales y templadas.

Características

El tiburón blanco es el la única especie del género Carcharodon que aún se encuentra en los océanos a lo largo de todo el mundo. Se trata de un pez cartilaginoso, que debido a su gran extensión es una especie difícil de monitorear, encontrándose en estado vulnerable para su extensión.

Entre sus principales característica se encuentra su cuerpo robusto y fuerte, el cual termina en una cabeza cónica. Su color hace contraste, siendo gris oscuro en su dorso y blanco en el vientre. La primera de sus dos aletas es de mayor tamaño, y como elemento más importante se encuentran su gran arsenal de dientes afilados, que lo hacen uno de los depredadores más temidos.

Te puede interesar...

Publicar comentario