¿Qué comen los zorzales?

El zorzal es un ave perteneciente a la familia Turdidae, es una especie que es monógama y territorial. Por lo general se cría en parques, jardines y bosques.

No es una especie que viva en comunidad. En ciertas ocasiones, pueden juntarse varios ejemplares durante el invierno, o estar asociados en hábitats de forrajeo con otros animales similares, como el zorzal alirrojo y el zorzal real.

Posee una costumbre migratoria parcial. Suelen desplazarse durante el invierto hacia el sur de Europa, el norte de África, a Oriente Medio, Australia y Nueva Zelanda

Alimentación

El zorzal común es omnívoro, por lo que su dieta incluye lombrices, caracoles, orugas, moluscos y otros animales invertebrados de cuerpo blanco. También se alimenta de frutos maduros, bayas y semillas.

Suele conseguir sus presas empleando una técnica para cazar en campos abiertos y removiendo las hojas de los árboles en busca de comida en zonas más boscosas.

En el caso de los polluelos, reciben generalmente comida de origen animal, como larvas de insectos y lombrices.

Características

Tienen el dorso de color marrón, mientras la parte del vientre suele ser de color amarillo con oscuras manchas.

Su longitud varía entre los 20 y 22 cm y pueden pesar entre 53 y 79 gramos.

La parte más baja de las alas de esta especie es de color amarillo cálido, así como su pico. Las patas tienen una tonalidad rosa muy singular.

La esperanza de vida del zorzal es de unos tres años, pero algunas especies son capaces de vivir hasta una década.

Reproducción

Para traer al mundo a sus crías, el zorzal fabrica un nido de barro y hierba seca encima de un arbusto o de un árbol.

Esta especie pone entre 2 y 6 huevos durante los meses de abril y mayo. Solamente incuban las hembras, durante 10 y 18 días. Los polluelos permanecen en el nido durante un tiempo de 12 a 16 días.

Te puede interesar...

Publicar comentario