¿Qué comen las llamas?

Las llamas son animales que originariamente habitaban en la Cordillera de los Andes y se trata de un animal doméstico que tuvo un papel bastante importante en las economías de la región en donde habita. Forman parte de la familia de los Camélidos y fueron usados por los Incas para el desarrollo de su gran imperio. Este animal proveía a los pueblos de lana, carne y realizaba trabajos de carga.

Son mamíferos artiodáctilo, lo que significa que tiene un número par de dedos en sus patas. Tiene 2 dedos en cada una de sus 4 patas y están provistos de almohadillas que les sirven para amortiguar su peso.

En la gran mayoría de los casos, las llamas son animales dóciles que no tiene problemas para socializar con otros animales o con las personas, aunque su comportamiento puede cambiar bastante cuando se sienten amenazadas.

Alimentación de las llamas

Las llamas son consideradas animales herbívoros, ya que su alimentación está basada en hierbas, brotes de árboles y distintos topos de hojas. Un dato interesante sobre la alimentación de las llamas es que cuando llegan a la edad de 3 años comienzan a mostrar cambios en sus hábitos alimenticio; sin dejar de tener una dieta basada en hierbas o pastos, sin importar lo duros que puedan estar.

Estos animales son muy fuertes y tienen grandes reservas de energía, puesto que pueden pasar varios días sin comer. Asimismo, no tienen una gran necesidad de líquidos, ya que obtienen una gran cantidad de agua de las hierbas que comen.

Hábitat de las llamas

Las llamas se pueden encontrar en la región del Altiplano (Cordillera de los Andes) en Sudamérica, en países como Perú, Chile, Ecuador y Argentina. Dicho eso, es importante tener en cuenta que en la actualidad y desde hace cientos de años es muy raro ver a las llamas en ambientes salvajes, ya que el animal fue domesticado hace mucho tiempo.

Gracias a la importancia económica que puede representar este animal, en la actualidad también se le puede encontrar en Norteamérica y en Europa.

Reproducción de la llama

Estos animales alcanzan la madurez sexual a distintas edades dependiendo de su sexo, ya que las hembras la alcanzan cuando tienen 1 año y los machos cuando tienen 3.

Cada macho suele rodearse de 6 hembras y se aparea con ellas. Estos machos son territoriales y proyectores con su grupo de hembras, así que adoptara una postura defensiva ante cualquier otro macho que se acerque.

[ Puntuación: 4 - 1 votos ]

Te puede interesar...