¿Qué comen las serpientes pequeñas?

Las serpientes son conocidas por ser muy buenas cazadoras. Estos animales pertenecen al reino de los reptiles y tienen una piel impermeable que se encuentra recubierta de escamas que se desarrollan para convertirse en vértebras o escamas.

Una de las características más peculiares de las serpientes es que mudan de piel, método que usa para acomodar su piel conforme van creciendo, reemplazando su cubierta exterior desgastada. La muda de piel puede ocurrir hasta 6 veces al año.

Alimentación de las serpientes pequeñas

En su entorno natural las serpientes se pueden alimentar de una gran cantidad de animales, desde pájaros pequeños, ratones y otros roedores, anfibios, mamíferos pequeños e incluso otras serpientes.

En caso de que tengas una serpiente pequeña de mascota, sus primeras comidas deben ser ratones pinkys muertos, para evitar que el ratón pueda lastimar a la serpiente. Como son cazadoras, en ocasiones tendrás que mover a los pinkys y darles algo de calor para que llamé la atención de la serpiente. Aunque al principio es normal que rechacen la comida, después de un tiempo se acostumbran a comer animales muertos. Conforme vaya creciendo se le pueden dar ratones más grandes y vivíos.

Alimentación de serpientes pequeñas dependiendo la especie

Es importante tener en cuenta que dependiendo de la especie de la serpiente puede cambiar su alimentación. Por ejemplo, las serpientes de maíz, serpientes manglar, boas y pitones prefieren alimentarse de roedores y pájaros.

Por otro lado, las serpientes rey, corales y falsas corales prefieren alimentarse de otros reptiles e invertebrados. En cuando a las dasypeltis, se alimentan de peces, ranas, gusanos y huevos.

Características de las serpientes

Son muy buenas depredadoras y cazadoras, usando su falta de extremidades como una gran ventaja. Son tan hábiles que son capaces de cazar murciélagos en el aire. También son muy buenas trepadoras y son muy fuertes, aunque al mismo tiempo pueden ser frágiles o delicadas.

Para hablar sobre las características de las serpientes es necesario tener en cuenta que hay más de 2.700 tipos distintos de serpientes en todo el mundo. Hay serpientes muy pequeñas que llegan a medir 10 milímetros y hay otras que pueden medir hasta 10 metros.

De entre todos los reptiles, las serpientes tienen el cuerpo más sencillo o conservador, siendo muy aerodinámicas y simples.

No tienen parpados y no tienen la posibilidad de cerrar ojos, por lo que duermen con los ojos abiertos. No son tan frágiles y se encuentran protegidos de daños que pudiera causar la tierra, la vegetación y otros animales. Aunque no es raro que las serpientes pierdan uno de sus ojos cuando los animales que cazan se pueden defender. Esto suele pasarle a serpientes inexpertas.

[ Puntuación: 0 - 0 votos ]

Te puede interesar...